La cifra oficial de víctimas se mantiene en 99, pero al menos 197 siguen desaparecidas

 – Más de 12.000 personas han sido evacuadas en Guatemala por la erupción del Volcán de Fuego, que continúa soltando lava, piedras y nubes de cenizas.

La ONU está visitando los albergues donde se refugian las personas desplazadas para evaluar las necesidades humanitarias. La misión de evaluación tuvo que ser evacuada temporalmente por una erupción que provocó movimiento de lahar, un flujo de lodo a altas temperaturas.

“No había acceso, había colapso en las carreteras, la gente estaba bastante desubicada, desconcertada, desesperada queriendo huir a pie y caminando en la carretera porque no había para dónde ir. Ha sido una situación bastante compleja”, describe Odeth Alvarado, del PNUD.

La Organización Panamericana de la Salud donará un equipo de análisis de agua, material estéril para quemaduras y kits de higiene para las familias en los albergues.