Ambos atentados han sido reivindicados por el DAESH

 – Más de 70 personas han muerto y 150 resultaron heridas este jueves en un ataque suicida en un templo sufí durante la hora del rezo en la provincia de Sindh, en el sur de Pakistán.

Según medios locales  citados por Reuters, es probable que la cifra de fallecidos continúe aumentando. El ataque fue cometido por un suicida que entró en el en el templo de Lal Shahbaz Qalandar, en la zona de Shewan y se inmoló entre los fieles, según ha detallado una fuente policial. El templo estaba lleno, ya que el jueves es considerado como un día sagrado para la oración para esta comunidad.

Este mismo jueves, al menos 39 personas han muerto en un atentado con coche bomba cometido en Bagdad. La explosión ha ocurrido en un concesionario de automóviles del barrio de Al Bayaa, en el sur de la capital de Irak, y ha dejado 61 heridos, según fuentes sanitarias citadas por AFP, por lo que el número de víctimas mortales puede aumentar.

En cualquier caso, el ataque terrorista ya es el más mortífero que ha sufrido Bagdad en lo que va de año y el tercero en apenas tres días.