En 2019 se pusieron en marcha 591 investigaciones, un 11% más que el año anterior

Los profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía pusieron en marcha en 2019 un total de 591 estudios clínicos nuevos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes y contribuir a encontrar alternativas terapéuticas a algunas patologías que a día de hoy carecen de cura. Esta cifra, que se da a conocer con motivo del Día Internacional del Ensayo Clínico que se conmemora mañana, representa un 11% de incremento respecto a 2018.

En este sentido, actualmente, existen 2.096 estudios clínicos activos en los centros sanitarios de la sanidad pública andaluza orientados a conocer mejor el comportamiento de determinadas enfermedades y encontrar nuevas vías terapéuticas. Por áreas temáticas, estos estudios se centran en oncología, hematología, digestivo, cardiología, dermatología o infecciosos, por mencionar las principales.

De los 591 estudios clínicos puestos en marcha en 2019, 385 son ensayos clínicos, 171 son estudios observacionales y 35 son investigaciones clínicas con productos sanitarios. El desarrollo de estos estudios multicéntricos implica 971 participaciones de hospitales, distritos sanitarios de atención primaria e institutos de investigación de todas las provincias andaluzas.

De estos estudios, cabe destacar que 15 de ellos pertenecen exclusivamente al ámbito de las terapias avanzadas. Estos ensayos clínicos están promovidos por la Fundación Progreso y Salud a través de la Red Andaluza de Diseño y Traslación de Terapias Avanzadas (Radytta), una estructura organizativa multidisciplinar en la que participan instituciones, fundaciones gestoras, centros, plataformas y grupos de investigación con actividad en el diseño y la traslación de terapias avanzadas.

Estudios clínicos en Covid-19

Debido a la pandemia declarada por la OMS derivada del nuevo coronavirus, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha promovido el desarrollo de investigaciones en este ámbito con el objetivo de encontrar tratamientos efectivos a la enfermedad de Covid-19.

En este sentido, se han puesto en marcha 26 estudios clínicos en materia de Covid-19, de los cuales dos de ellos son del ámbito específico de las terapias avanzadas. En general, estos estudios buscan tratamientos para la enfermedad probando, por ejemplo, el uso de remdesivir, bevacizumab, sarilumab e hidroxicloroquina, así como alternativas vías terapéuticas tales como el plasma hiperinmune obtenido de pacientes que han superado la enfermedad o el uso de células madre de tejido adiposo.

Cabe destacar que, de los 26 estudios que se están desarrollando, el 50% está liderado por investigadores del Sistema Sanitario Público de Andalucía, poniendo de relieve el talento investigador y la capacidad científica de los profesionales andaluces.

Actualmente existen en Andalucía varias redes vinculadas al Sistema Sanitario Público cuya finalidad es impulsar y promover el desarrollo de ensayos clínicos. Es el caso de la Red Ancraid, que impulsa la investigación clínica en enfermedades infecciosas; la Red Metanetwork, orientada al mismo fin pero en el ámbito de las enfermedades metabólicas; o la Red Neuro-RECA, para la investigación clínica y traslacional de siete patologías neurológicas. Estas redes, que cuentan con el apoyo de la Consejería de Salud y Familias, facilitan el desarrollo de estos estudios y permiten compartir conocimiento y sinergias entre profesionales al tiempo que permiten incrementar la eficiencia de los ensayos clínicos en términos de capacidad de reclutamiento y aumento de su calidad.