En un país en el que 2,9 millones de personas sufren niveles graves de inseguridad alimentaria

La ONU está llevando ayuda humanitaria a Mozambique, donde el ciclón Eloise ha dejado al menos seis muertos y miles de desplazados. La cifra de víctimas puede aumentar en las próximas horas a medida que se logre evaluar los daños.

Eloise tocó tierra el sábado con fuertes lluvias y provocó inundaciones en la misma zona azotada por la tormenta Chalane tres semanas antes.

Hay más de 176.000 afectados, entre ellos 90.000 niños y 8.300 desplazados. En la provincia de Sofala se han abierto 32 albergues.

Tomson Phiri, el portavoz del Programa Mundial de Alimentos, dijo que el ciclón llega en un momento en el que 2,9 millones de personas sufren niveles graves de inseguridad alimentaria.

“Antes de la tormenta, WFP movilizó ayuda de emergencia para 100.000 personas. Un total de 640 toneladas métricas de comida están en los almacenes de la ciudad de Beira y se llevarán en camiones a las zonas afectadas en la provincia de Sofala”, explicó.

Esa ayuda se ha sacado de la que el Programa tenía para la temporada de escasez, pero necesitarán más recursos para dar una respuesta adecuada.