El hasta ahora vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, ha asumido este jueves la presidencia del país después de que el Congreso haya aceptado la dimisión de Pedro Pablo Kuczynski, forzado a renunciar ante la amenaza de destitución por las acusaciones de corrupción vinculada a la constructora brasileña Odebrecht que pesan contra él.

Vizcarra ha recibido la banda presidencial y ha jurado el cargo ante el presidente del Congreso, Luis Galarreta, con el objetivo de sortear la grave crisis política que sacude al país y agotar el mandato de Kuczynski, que se extiende hasta el 28 de julio de 2021. Para ello deberá lidiar, entre otras dificultades, con una oposición fujimorista que ostenta la mayoría en el Parlamento.