20121219PHT04950_originalConsejo Europeo.  Después de Portugal y Eslovenia, ahora es el turno de que Francia y Eslovaquia muestren sus maravillas culturale. Dos de sus ciudades, Marsella y Kosice, han sido designadas Capitales Europeas de la Cultura para 2013 y, durante este año, ofrecerán una amplia gama de eventos culturales a sus visitantes. Gracias a su localización, estas dos localidades servirán de puente con la región Mediterránea y Europa del Este.

Marsella es la segunda ciudad más grande de Francia y también la segunda más antigua. Con más de 850.000 habitantes, fue fundada el año 600 a.C. por colonos griegos de Focea, en Asia Menor. Como capital de la cultura, Marsella quiere utilizar la notoriedad que tendrá este año para llevar a cabo una transformación sostenible de la ciudad en el ámbito económico, urbano y social.
“Marsella es el enlace entre Europa y el Mediterráneo”, indica el eurodiputado francés Jean-Luc Bennahmias, del grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales. “Este año tendrá la oportunidad de servir de puente entre las dos orillas del Mediterráneo, para descubrir la riqueza de la diversidad cultural y facilitar la vida en común”. Bennahmias cree que ser Capital Europea de la Cultura es una buena ocasión para que la ciudad amplíe y asiente su oferta cultural, renueve su infraestructura (abrirá dos museos nuevos) y desarrolle el turismo ecológico en todo la zona.
Kosice La ciudad histórica de Kosice, primer asentamiento en Europa que goza de un escudo propio de armas, es la primera de Eslovaquia designada Capital Europea de la Cultura. Situada junto a la frontera de la Unión Europea, Kosice quiere aprovechar su elección como capital cultural para convertirse en una puerta de entrada a Europa del Este y en un centro de creatividad para la juventud.
Monika Smolkova, del grupo socialista, vivió y trabajó en Kosice y dice amarla sinceramente. “Los residentes y los visitantes pueden disfrutar de muchos eventos para todas las generaciones”, añade. La diputada británica recomienda visitar la Catedral, el Museo de Eslovaquia del Este, el Teatro Estatal, el callejón de la Artesanía y también un antiguo cuartel reconvertido en el centro de arte Kulturpark. “La Capital Europea de la Cultura Kosice 2013 es un proyecto a largo plazo en el que todos los lugares renovados servirán a sus residentes y visitantes en el futuro”, señala.
Capitales culturales
El proyecto de las Capitales Europeas de la Cultura empezó en 1985 y más de 40 ciudades han sido seleccionadas desde entonces. El título lo otorga el Consejo Europeo y del proceso de selección se encarga un grupo de expertos entre los que se incluyen eurodiputados