El Gobierno marroquí ha anunciado este martes la ruptura de relaciones diplomáticas con Irán, al que acusa de armar, financiar y formar al Frente Polisario a través del movimiento chií libanés Hizbulá. El Frente Polisario, por su parte, ha calificado de “embuste de gran calado” la denuncia de Rabat y le ha instado a presentar pruebas de sus “falsas alegaciones”.