Los principales mandatarios europeos han despedido este lunes al presidente saliente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en una ceremonia celebrada en Fráncfort (Alemania) en la que se ha escenificado el traspaso de poderes del italiano a la francesa Christine Lagarde, la próxima presidenta de la entidad y la primera mujer en ocupar este cargo.

“Dejar el BCE es más fácil, sabiendo que está en buenas manos”, dijo Draghi en un acto en el que han estado presentes, entre otros, la canciller alemana, Angela Merkel, y los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, e Italia, Sergio Mattarella, los líderes de las tres grandes economías de la zona euro. Todos han alabado la figura del banquero italiano y del papel del BCE durante la última crisis económica.

“Está a la vista de todos que ahora es el momento de más Europa, no menos”, dijo el presidente de la Eurotower, refiriéndose a las palabras de Angela Merkel, presente entre otros. Jefes de Estado y de Gobierno, según los cuales “los europeos debemos tomar nuestro destino en nuestras manos”.

En su discurso, además, Draghi ha afirmado que “trabajar juntos nos permite proteger nuestros intereses en la economía mundial, para resistir las presiones de los poderes exteriores, influir las regulaciones globales para reflejar nuestros estándares y reforzar nuestros valores en las empresas globales”.

“Ninguno de ellos puede lograrse al mismo nivel si los países actúan solos. En un mundo globalizado, compartir soberanía es una forma de recuperar soberanía“, ha apostillado Draghi, para quien “crece rápidamente la conciencia” de la necesidad de tener las infraestructuras políticas necesarias para ejercer la “soberanía europea“.

En su alegato, Draghi ha subrayado que la creación de una unión del mercado de capitales llevará a compartir más riesgos en el sector privado, reduciendo la parte de los mismos que debería ser gestionada por una capacidad fiscal central, que, a su vez, reduciría los riesgos para el conjunto de la unión cuando las políticas nacionales son incapaces de desempeñar su rol.