Acabamos de cortar la cinta inaugural del 2019… ¡huele a nuevo! ¿Recuerdas el olor del plumier, de los libros y la mochila cuando empezábamos el siguiente curso? Ese tipo de olor es el que nos trae el estreno de este nuevo año: olor a oportunidad, olor a ilusión, olor a reencuentro, y, sobre todo, olor a esperanza… En la mitología romana, Spes es la Diosa de la esperanza, se la representa como una joven con una flor y una cornucopia, símbolo de prosperidad; y es que lo primero que vemos cuando comenzamos nuestra andadura por el 2019 son los brazos abiertos de Spes, invitándonos a que nos reencontremos con ella y le correspondamos con idéntica amabilidad… Si pones tu mente en “modo trailer” y echas un vistazo al resumen de tu 2018, probablemente habrá habido de todo: momentos buenos, regulares, malos; asuntos que quedaron en el aire, otros que no llegaron ni a despegar, el sabor agridulce de cumplir un año más, el recuerdo de objetivos cumplidos, una nutrida colección de experiencias y aprendizajes… Y ¿ahora? Ahora los brazos de Spes nos recuerdan que hay que hacer “tábula rasa”, los sinsabores quedan atrás -si bien las lecciones extraídas de ellos nos acompañan-, los éxitos conseguidos deben ser mirados como los ingeniosos entrenadores de nuestros retos presentes y futuros, no hay que dormirse en los laureles… En cualquier caso, el lienzo en blanco que supone el nacimiento de un nuevo año nos hace ver las cosas con perspectiva, con mayor claridad y nitidez, las propias palabras lo dicen, repetimos: lienzo-en-BLANCO, un blanco lleno de serena energía creativa, pues tiene el poder de aportarnos al tiempo tanto paz como dinamismo…

¡Dibuja!

Haz la prueba dándole un folio en blanco a un niño: lo mirará durante un momento, acto seguido echará manos de sus colores y empezará a darle forma tangible a su imaginación… ¡Toma ejemplo de esta actitud tan sencilla pero llena de significado! ¡No enfoques con miedos, desconfianzas y dudas este nuevo año que recién se inaugura! ¡No te quedes sentado, esperando a que aquello que quieres surja! Haz como el niño, toma la iniciativa y ¡dibuja!

Lo que bien empieza…

Habrás oído previsiones de todo tipo: económicas, políticas, sociales (las que más y las que menos con cierto matiz apocalíptico), lo cierto es que bien está estar informado, pero aún mejor es desarrollar tu espíritu crítico para no acabar padeciendo de cierta hipocondría profesional y emocional (que de tanto escuchar tanto síntoma una y otra vez, terminas por creer que los acabas padeciendo todos). Como dice el refrán: “lo que bien empieza, bien acaba” y la mejor manera de empezar el 2019 es ejercitando lo que el alma y la mente mueve… No la hagas esperar, ¡abraza a Spes!

María Graciani | Escritora, conferenciante, periodista

@m_graciani

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa