La Agenda 2030 de Naciones Unidas, a través de su ODS 12, insta a países y organizaciones a trabajar juntos para garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. Se calcula que, en 2050, con una población mundial que se estima alcanzará los 9.600 millones de personas, harían falta los recursos naturales de casi tres planetas para mantener los modos de vida actuales. Nuestros modelos de producción y consumo están agotando los recursos y dañando los ecosistemas y se hace necesaria y urgente una transformación hacia formas sostenibles.

Una de las metas identificadas para alcanzar este ODS global (concretamente, la 12.6) alienta a las empresas a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes. La transparencia cobra aquí una dimensión transformadora de la sociedad y de las prácticas de las empresas y se convierte en catalizadora de un cambio que aspira a conseguir un uso eficiente de los recursos naturales y que estos se redistribuyan de forma más equitativa, impulsando los estilos de vida sostenibles entre toda la población.

Desde PwC, llevamos años observando la tendencia creciente de empresas que, voluntariamente, han reportado sus políticas de gestión, prácticas y resultados no financieros en forma de memorias o informes de sostenibilidad o responsabilidad social corporativa. En las empresas que han venido realizando de manera periódica este ejercicio de rendición de cuentas, hemos asistido y ayudado al desarrollo, despliegue y mejora progresivos de sus prácticas de gestión corporativa, dando lugar a un mayor foco empresarial en la gestión de los riesgos y oportunidades de la sostenibilidad y, en consecuencia, a una reducción de los impactos sociales y medioambientales de sus sistemas de producción, considerando toda la cadena de valor.

Esta tendencia al reporte de sostenibilidad por parte de las empresas va a sufrir un cambio sustancial en España, con un incremento considerable de compañías rindiendo cuentas y un aumento de la transparencia e información veraz disponible.

Se acaba de aprobar una ley1 que reconoce que la divulgación de información no financiera contribuye a medir, supervisar y gestionar el rendimiento de las empresas y su impacto en la sociedad con un enfoque más a largo plazo, aumentando la confianza de los inversores, los consumidores y la sociedad en general y proporcionándoles información útil para tomar decisiones informadas que les permitan adoptar estilos de vida sostenibles y ejercer un “poder de compra” que premie el comportamiento sostenible y responsable de las empresas. Es, por ello, que esta nueva ley exige a determinadas empresas la publicación de un estado de información no financiera verificado externamente que contenga información relativa a cuestiones medioambientales y sociales, así como relativas al personal, al respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción y el soborno.

En PwC, como empresa líder de servicios profesionales, tomamos como nuestra la responsabilidad de generar un impacto positivo, ayudando a las empresas a avanzar con eficacia hacia un modelo de negocio sostenible, responsable, riguroso y transparente que combine la rentabilidad a largo plazo con la justicia social y la protección del medio ambiente. De esta forma, esperamos contribuir a dar el impulso necesario a la sociedad española para la transformación del modelo productivo y de consumo, generando confianza en la sociedad y resolviendo problemas importantes, de acuerdo con nuestro propósito como compañía.                                           l

1Ley por la que se modifica el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad, y que transpone en nuestro país la Directiva 2014/95/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 22 de octubre de 2014 por la que se modifica la Directiva 2013/34/UE en lo que respecta a la divulgación de información no financiera e información sobre diversidad por parte de determinadas grandes empresas y determinados grupos.

Marga de Rosselló |Directora de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa de PwC España

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa