La capitán de corbeta brasileña, Marcia Andrade Braga,  ha ganado el premio al Mejor Defensor Militar de las Cuestiones de Género. Trabaja en misión de la ONU en la República Centroafricana, un país que acaba de firmar un acuerdo de paz tras más de seis años de conflicto, con miles de muertos. 

Marcia Andrade Braga está desplegada en uno de los peores países del mundo para ser mujer, la República Centroafricana. Allí, la violencia sexual se ha usado como “instrumento de intimidación, represalia y castigo” para aterrorizar a familias y comunidades enteras.

Esta capitán de corbeta  brasileña es una de las pocas mujeres militares que forman parte de la misión de la ONU en el país (MINUSCA).  Allí, Braga es asesora militar para cuestiones de género. Desde abril de 2018, ha ayudado a entrenar a otros militares y a promover que haya más mujeres en las patrullas que se hacen por todo el país. Esas patrullas mixtas han servido para recoger más información sobre las necesidades de hombres, mujeres y niños.

Su trabajo le ha valido el premio al Mejor Defensor Militar de las Cuestiones de Género 2019.  “Estoy muy orgullosa de haber sido seleccionada”, dijo Andrade tras recibir el anuncio. “Las misiones de la ONU necesitan a más mujeres cascos azules para que las mujeres locales puedan hablar más libremente sobre los temas que les afectan”.

Braga recibió el premio de manos del Secretario General, António Guterres, en una ceremonia en la Asamblea General.  “Les pido que se comprometan a enviar más mujeres militares a las misiones de paz de la ONU, en particular a posiciones de primera línea, que entablen conversaciones con la población local y se reúnan con mujeres locales. Esto brindará información muy preciada para mejorar la información de nuestras operaciones”, pidió a las delegaciones presentes.