El ex primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha despejado la incógnita y ha anunciado su intención de optar a la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales de 2019 como candidato “independiente”, liderando una plataforma ciudadana transversal para una candidatura de “progreso, inclusiva y fuerte” que contará con el respaldo de Ciudadanos, aunque todavía se desconoce su composición y la presencia que tendrá la formación naranja.

“Quiero ser el próximo alcalde de una nueva Barcelona, el alcalde de todos, y no son solo palabras, es mi verdadera convicción y deseo”, ha afirmado Valls, que, según ha explicado, dejará “todas sus responsabilidades políticas” en Francia.

Valls lo ha anunciado al inicio de un acto en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), en el que ha dado detalles de su proyecto para la ciudad, un proyecto que ha calificado como “integrador” con el que pretende apostar por la “democracia

“Soy un candidato independiente. El lugar en que se me encontrará será el respeto por el diálogo político y por todos los interlocutores”, ha dicho Valls, y ha añadido que su propuesta está abierta a personas de todos los orígenes, orientaciones sexuales, edades y oficios, sean de izquierda o derecha.