El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, conjuntamente con el ministro para el desarrollo rural de Mali, Bokari Treta, anunciaron el pasado miércoles la implementación de un proyecto destinado a restaurar las condiciones de vida de las familias afectadas por los conflictos armados y el cambio climático, en la zona norte del país.
04-01-2015FAO_MaliEl Plan, que asciende a un monto de 5 millones de dólares, busca restaurar las condiciones de producción agrícola de las familias en las regiones de Gao, Mopti y Timbuktu. Las acciones a implementar servirán para reiniciar la producción hortícola y alimentaria de 25.000 hogares; así como la provisión de alimentos y productos veterinarios para el ganado de 8.000 familias de pastores.

Además, las familias beneficiadas recibirán capacitación en agricultura con especial énfasis en las necesidades de los grupos de mujeres dedicadas a la horticultura.

Graziano da Silva afirmó que “este trabajo representa una contribución al proceso de paz en Malí, porque sin seguridad no puede haber seguridad alimentaria y donde hay inseguridad alimentaria, los conflictos a menudo entran en erupción”.

Por su parte, el ministro Treta añadió que el objetivo a alcanzar es alimentar a 16 millones de malienses.

Este proyecto forma parte del programa de recuperación y reconstrucción económica de Mali financiado con 100 millones de dólares por el Banco Mundial.