Nicolás Maduro ha ordenado “para ya” el despliegue del ejército  en la frontera con Colombia, en la ciudad de Ureña, que limita con la colombiana Cúcuta: “Los necesitamos para defender esa frontera, para que sea inviolable, imbatible e inexpugnable”, después de que Colombia y EE.UU. estén preparando, según Maduro, “planes de guerra” contra Venezuela.