Maduro reiteró su rechazo a los cargamentos de alimentos y medicinas que la oposición intenta ingresar al país.