Felipe VI, con mascarilla y guantes como medida de prevención, ha visitado este jueves el hospital de emergencia instalado en el recinto ferial de Ifema de Madrid para conocer la situación de los enfermos por el coronavirus, aunque sin entrar en el espacio donde están ingresados los pacientes.

Durante algo más de una hora, el rey ha recorrido parte de las instalaciones sanitarias habilitadas en los dos pabellones del recinto junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la de Defensa, Margarita Robles.

Además de los ministros, han acompañado a don Felipe el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y representantes de las unidades militares que participan en el montaje del centro.

La visita, que no se ha anunciado previamente, se ha desarrollado tomando las precauciones fijadas por las autoridades sanitarias, por lo que don Felipe no ha accedido a los espacios ya ocupados por pacientes y usuarios, han informado fuentes de la Casa Real.

El rey y las autoridades, que han mantenido una distancia de seguridad entre ellos, han asistido a una reunión en la que el director del nuevo hospital, Antonio Zapatero, les ha explicado los detalles de la puesta en marcha del centro sanitario en un tiempo récord debido a la gravedad de la crisis, que ha causado por el momento 56.188 contagiados y 4.089 fallecidos en España.

Los primeros pacientes ingresaron en Ifema en la noche del pasado sábado después de que la Comunidad de Madrid acondicionara el recinto en apenas dos días con la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La visita de Felipe VI a Ifema ha sido su primera actividad fuera del Palacio de la Zarzuela desde que el Gobierno decretara el estado de alarma por la pandemia, que entró en vigor el pasado día 14 y que ha sido prorrogado hasta el 11 de abril.

(fuente: Cope)