Se extenderá al menos hasta el 1 de diciembre

La epidemia descontrolada de coronavirus lleva a Francia a un nuevo confinamiento a partir del viernes. 3.000 camas UCIS están ocupadas por pacientes de COVID-19, lo nunca visto hasta ahora. La pandemia no deja de ganar terreno. Este miércoles se han registrado más de 36.437 nuevos casos y 244 fallecidos en las últimas 24 horas.

Tras el toque de queda implementado en 54 departamentos, se impone ahora un confinamiento a nivel nacional que se extenderá, al menos hasta el 1 de diciembre. El Gobierno francés realizará una evaluación cada 15 días para adecuar las medidas.

A diferencia del primer encierro, los franceses podrán ir a trabajar y las escuelas permanecerán abiertas, aunque las universidades permanecerán cerradas con clases a distancia.

Todo para evitar el colapso de las UCIS. Más de la mitad de las unidades de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes con COVID-19.

Durante el nuevo confinamiento cerrarán bares, restaurantes y comercios no esenciales. se fomentará el teletrabajo siempre que sea posible y habrá un plan de ayudas para autónomos y PYMES.

Quedarán prohibidos todos los desplazamientos entre regiones, Las fronteras dentro del espacio europeo permanecerán abiertas, aunque cerrarán para el resto de países.