El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció hoy que ha iniciado conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir una “línea de apoyo financiero” por la situación generada en el país ante la fuerte depreciación del peso frente al dólar en un difícil contexto global.

“Hace minutos hablé con Christine Lagarde, su directora, y nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo y esto nos va a permitir fortalecer este programa de crecimiento y desarrollo, dándonos un mayor respaldo para enfrentar este nuevo escenario global”, dijo el mandatario en un mensaje grabado y difundido mediante los canales oficiales de la Presidencia.

Macri ha recalcado su “convicción” de que el país está recorriendo “el único camino posible para salir del estancamiento, buscando siempre evitar una gran crisis económica” que haría “retroceder y dañaría a todos”.

“Para esto implementamos una política económica gradualista que busca equilibrar el desastre que nos dejaron en nuestras cuentas públicas (en referencia al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015)) cuidando a los sectores vulnerables y, al mismo tiempo, creciendo y generando así más empleo y desarrollo”, ha añadido.