El presidente de Senegal, Macky Sall, ha sido reelegido para un nuevo mandato tras ganar las elecciones presidenciales del pasado domingo con el 58,27% de los votos, según los resultados provisionales anunciados por la Comisión Nacional del Censo de Votos (CNRV).

Sall ha logrado a sus 56 años un segundo mandato de cinco años al imponerse a sus dos rivales más importantes a pesar de las críticas de activistas de Derechos Humanos que lo acusan de tratar de apartarlos. El ex primer ministro Idrissa Seck y el diputado y aspirante “antisistema”, Osmane Sonko, que han obtenido, respectivamente, el 20,5% y el 15,67% de los votos.