Los nuevos modelos de movilidad y de adquisición de vehículos pueden jugar un papel importante en la renovación del parque

– La implantación de los vehículos de energías alternativa (VEA) se acelerará el año que viene, hasta alcanzar el 10% de todas las matriculaciones, según datos ofrecidos hoy en la VII Jornada de Automoción de Barcelona, organizada por las patronales Faconauto, Fecavem y por Esade Alumni.

Durante la jornada, que ha reunido a 200 profesionales del sector de la automoción, se ha analizado el impacto que puede tener tanto la llegada de los VEA (eléctricos y diferentes híbridos eléctricos y gas) como de los nuevos modelos de propiedad y adquisición de los coches sobre la actividad de los concesionarios.

Las matriculaciones de los VEA supondrán el 7% del total, en un mercado que cerrará en 1,3 millones de unidades. En 2019, con un mercado total casi plano, ese porcentaje subirá hasta el 10%, destacando la evolución de los híbridos a gas, que crecerán a un ritmo del 96%, hasta las 27.000 unidades, y de los híbridos (gasolina/eléctrico), cuyas matriculaciones superarán las 81.000 unidades. Por su parte el eléctrico puro sólo crecería al 7% y unas 5.000 unidades.

De esta manera, tanto Faconauto como Fecavem han recalcado que las ventas de los VEA  comenzarán a ser reseñables el año que viene, pero que lo serían más si hubiera un apoyo desde las Administraciones Públicas a su adquisición o a la extensión de su infraestructura.

Al respecto, ambas patronales consideran que el coche ha de ser contemplado como un aliado para avanzar hacia la descarbonización del modelo de movilidad, que pasaría a apoyar más decididamente los VEA, pero también por sustituir los coches antiguos en circulación.

El presidente Faconauto Gerardo Pérez ha comentado que debemos centrarnos en propiciar una retirada sostenida y ambiciosa de los coches más antiguos, no solo en las emisiones de vehículos que se van a fabricar en el futuro. También ha añadido que el gobierno parece tener esa misma visión.

 

Modelos de posesión

Los nuevos modelos de adquisición y posesión de vehículos pueden jugar un papel importante en esa transición energética y en la renovación del parque, por lo que también habrían de tenerse en cuenta en futuras políticas medioambientales.

En este sentido, se ha coincidido en que los concesionarios no están siendo ajenos a estos cambios, y que se están posicionando para ofrecer a los compradores todas las opciones posibles para adquirir un vehículo, por lo que su negocio empieza a centrarse no sólo en la venta, sino también en la prestación de servicios de movilidad que den valor añadido.

“Los concesionarios tenemos un importante papel que jugar como prescriptores de una movilidad sostenible. También tenemos un papel que jugar para tratar de hacer entender a las Administraciones Públicas que el vehículo privado no es parte del problema, sino parte de la solución. Somos los primeros en apostar por un modelo de automoción sostenible, eficiente y seguro. Estamos siendo protagonistas de esta oportunidad, prescribiendo las nuevas tecnologías y los vehículos de energías alternativas que, como vemos, se posicionan como una realidad muy pujante”, ha dicho el presidente de Fecavem, Jaume Roura.

Previsión de matriculaciones por tipo de propulsión

Sin título-1