Así informó el diario británico ‘The Guardian’: los kits, de la empresa Oxford Nanopore, no han recibido por el momento la autorización europea para su utilización.