Este domingo, en la ciudad de Lahore, en Pakistán, un suicida se ha inmolado en un parque matando al menos a 72 personas, entre ellas 18 mujeres y 17 niños, y provocando heridas a otras 359, según ha informado el portavoz policial de la ciudad, Qaisar Abbas. El atentado ha tenido lugar en una zona de aparcamiento del parque Gulshan Iqbal, a pocos metros de unos columpios infantiles, según informa Reuters.

Pakistan-masacre

El grupo talibán Jamaat ul Ashar ha reivindicado la autoría del ataque y ha asegurado que el objetivo eran los cristianos que celebraban la Pascua. La organización terrorista ha señalado que el atentado forma parte de una serie de operaciones que ha denominado como ‘Saut-ul-Raad’ (la voz del trueno), que continuarán a lo largo de 2016.

El Gobierno provincial del Punjab, de la que Lahore es la capital, ha informado en su cuenta de Twitter de que se ha declarado el estado de emergencia en todos los hospitales de la ciudad y ha anunciado tres días de luto oficial.