Los ciudadanos de Suiza, uno de los países con más armas per cápita del mundo, han votado este domingo en referéndum aumentar las limitaciones para la tenencia de armamento.

La propuesta, que tiene como objetivo adaptarse a las medidas tomadas por la Unión Europea para hacer frente al terrorismo yihadista, ha sido aceptada por un 63,73% de los votos (1,5 millones de persones), ganando el sí en todos los cantones menos en Ticino, situado en el sur.

La consulta, que tuvo un 43,88% de participación, afectará sobre todo a la tenencia de armas semiautomáticas por lo que, a partir de ahora, sólo se podrá acceder a ellas mediante una “autorización excepcional” por parte de los organismos competentes.