El Partido Socialdemócrata (SDP) ha ganado por un estrecho margen de dos décimas por delante del ultraderechista Verdaderos Finlandeses en las elecciones parlamentarias celebradas en Finlandia este domingo.

El SDP, dirigido por el exlíder sindical Antti Rinne, ha obtenido el 17,7% de los votos y 40 diputados, frente al 17,5% y 39 escaños de los también opositores Verdaderos Finlandeses, una histórica victoria que permitirá a Rinne dirigir las negociaciones para formar el próximo Ejecutivo de coalición en el país nórdico.

La formación de un Gobierno va a ser laboriosa. De base será necesaria la colaboración de tres partidos de izquierda, a los que se tendrá que sumar alguna fuerza de centro o centroderecha. La mayor parte de las fuerzas políticas rechazan un pacto con los Verdaderos Finlandeses, lo que da cierto margen a los socialdemócratas.