El rey, acompañado por la reina Letizia, ha presidido este sábado el acto central del Día de las Fuerzas Armadas que se celebra en Logroño, con un desfile en el que participan 2.678 militares y guardias civiles, con 137 vehículos y 54 aviones y helicópteros. Este año el desfile cuenta con un presupuesto de 733.796 euros, frente a los 366.000 que costó el pasado año en Guadalajara.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la cúpula militar al completo asisten a este acto, en el que miles de personas han salido a las calles de la capital riojana y han recibido a los Reyes con aplausos y gritos de “viva el Rey”.

Don Felipe preside por cuarta vez como rey el acto central, un homenaje a los que dieron su vida por España.

A continuación ha comenzado el desfile aéreo que ha abierto la patrulla Águila para dejar paso al vuelo de 54 aeronaves, desde cazas de combate hasta helicópteros de varias unidades de los tres ejércitos y de la Guardia Civil.

Una vez finalizado el vuelo de los aviones, el desfile terrestre, que cuenta con el paso de 147 vehículos, entre ellos carros de combate Leopard y blindados Pizarro. Como novedad, la gendarmería francesa ha desfilado junto a la Guardia Civil.