Alrededor de 22.000 maestros han marchado hacia la residencia de la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, bajo el lema “Protejamos a la siguiente generación, dejad que hable nuestra conciencia”, en apoyo a los jóvenes manifestantes que han liderado las protestas desde hace once fines de semana.

Se trata de la segunda vez desde que comenzaron las movilizaciones masivas, el pasado junio, en la que los profesores se manifiestan. El diputado y director del convocante Sindicato de Profesores Profesionales de Hong Kong, Ip Kin-yuen, criticó a la policía por su mano dura con los jóvenes en las protestas y al Gobierno por no tomar medidas respecto a las demandas de los manifestantes, que básicamente se oponen al autoritarismo chino.

Esta fue la primera de las al menos tres manifestaciones convocadas para este sábado, una de ellas en apoyo al gobierno. Además, el influyente grupo Civil Human Rights Front llamó a otra marcha para el domingo.