El índice de los precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO, llegó a su nivel más alto en cinco años.

El índice alcanzó los 181,7 puntos en diciembre de 2019, 4,4 puntos más que en noviembre.

La subida de los precios se debe, entre otras cosas, a la alta demanda de biocombustible derivado del aceite de palma y de caña de azúcar, dijo la FAO.