Los precios internacionales de los alimentos aumentaron en octubre pasado un 0,7% debido al alza del azúcar y los productos lácteos, según ha señalado la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En su evaluación mensual de los precios de los alimentos básicos, situó el índice en 172,6 puntos, 9,1% más alto que en octubre de 2015, reflejando la tendencia alcista registrada a lo largo de 2016.

Según la FAO, el precio del azúcar subió 3,4% con relación a septiembre como reacción a las noticias que anuncian una contracción de la producción en Brasil y la India. Asimismo, los productos lácteos se encarecieron un 3,9%como resultado de la demanda interna sostenida en la Unión Europea (UE) después de que cayeran las existencias.

En cuanto a los cereales, su precio aumentó ligeramente, el 1%, por la escasez de suministros de trigo de alta calidad. No obstante, las perspectivas de cosecha del cereal a nivel global han mejorado y se espera que la producción de este año ascienda a 2.571 millones de toneladas, 1,5% más que el año anterior.

La FAO espera que la producción de trigo en Rusia alcance un nuevo récord y mejoren los rendimientos en Kazajstán, compensando el descenso de la cosecha de maíz por el mal tiempo en Brasil, China, la Unión Europea y Estados Unidos.