El Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (Sipri) acaba de presentar su último informe sobre la proliferación de armas y el gasto militar.

En 2018, el gasto mundial en armas pesadas y fuerzas militares en 2018 ascendió a casi 2 billones de dólares, excluyendo los beneficios del mercado negro. El Sipri sitúa, en conjunto, a los 28 países pertenecientes a la Unión Europea en el segundo lugar entre los exportadores mundiales de armas.

Francia, Alemania, Gran Bretaña, España, Italia y Holanda junto con Estados Unidos, Rusia, Israel y China controlan el 90% del mercado mundial.

Los principales compradores de armas son los países del continente asiático. Arabia Saudita, India, Egipto, pero también Australia, China y los Emiratos Árabes son los estados que más compran armas. Si se incluye también a Argelia, Corea del Sur y Vietnam llegamos a más del 50% de las armas compradas en el mundo.

No se aplican los tratados internacionales de proliferación de armas

Hace unos años la Asamblea General de las Naciones Unidas votó a favor de un tratado internacional para combatir el comercio de armas; sin embargo, algunos países como China, Estados Unidos y Rusia no lo han firmado, y por otra parte, muchos de los países que se han adherido producen armas.