Las naciones de Oriente Medio se reunieron este lunes (18.11.2019) en la ONU para comenzar a negociar la creación de una zona libre de armas nucleares, una iniciativa a la que por lo pronto se opone Israel, que nunca ha confirmado ni desmentido tener un arsenal nuclear, pero que según numerosos expertos posee la bomba atómica desde hace décadas.

Tampoco la ve con buenos ojos Estados Unidos, una de las cinco potencias nucleares oficiales bajo el Tratado de No Proliferación junto a Rusia, el Reino Unido, Francia y China.

Pese a esas dificultades, el secretario general de la ONU, António Guterres, animó este lunes a los países de Oriente Medio a tomarse las discusiones en serio y con negociaciones directas que permitan avanzar. “Espero por ello que esta conferencia sirva como inicio de un proceso inclusivo en el que todos los Estados de la región puedan participar”, dijo Guterres durante la reunión inicial.

Según el jefe de Naciones Unidas, las perspectivas de una zona libre de armas nucleares en un área tan convulsa como Oriente Medio tendría un significado importante para todo el mundo: “…en la región del Medio Oriente, la situación general sigue siendo una preocupación seria para todo el mundo” … “persisten guerras civiles complejas, en las que están involucrados grupos armados no estatales bien equipados y organizaciones terroristas, así como poderes militares regionales e internacionales”, declaró Guterres.

En la actualidad existen cinco zonas de estas características: América Latina y el Caribe, África, el sudeste y el centro de Asia y el sur del Pacífico.