La Audiencia de Navarra ha condenado este jueves a nueve años de prisión y a cinco años de libertad vigilada tras el cumplimiento de la pena a los cinco miembros del grupo conocido como La Manada, juzgados en Pamplona por la violación grupal de una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016.

La sentencia ha contado con el voto particular discrepante de uno de los tres jueces, quien ha interpretado “que el delito concurrente es el de abuso sexual, y no el de agresión sexual”, acusación de la que han sido absueltos. Los acusados también tendrán que indemnizar conjuntamente a la víctima con 50.000 euros.

Los cinco acusados, que están en prisión preventiva desde julio de 2016, se enfrentaban a una petición fiscal de 22 años de prisión cada uno.