La Cámara de los Lores ha aprobado una enmienda a la ley del ‘brexit’ para garantizar los derechos de los ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido.

La decisión de la cámara alta británica, donde el Ejecutivo no cuenta con mayoría, no afecta el proyecto de ley que autoriza la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, pero ralentiza el calendario previsto por el Gobierno para iniciar la desconexión con Bruselas.

El Gobierno se ha declarado “decepcionado” por el voto de los Lores, pero anuncia que lo tumbará en los Comunes, en lo que los politólogos ingleses ya denominan «una partida de ping pong parlamentario”.

La primera ministra británica, Theresa May, se ha marcado el final del mes de marzo como fecha límite para iniciar el proceso de separación.