Los líderes musulmanes pidieron hoy a la comunidad internacional que reconozca a Jerusalén Este como capital del Estado palestino, según se indica en la Declaración final de la cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), celebrada en Estambul.

La OCI incluye desde su fundación en 1969 a Palestina como miembro pleno, con su capital en Jerusalén. El documento suscrito este miércoles, presentado por “los reyes, jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros de la Organización para la Cooperación Islámica”, presenta en 23 puntos la postura del mundo musulmán ante la decisión anunciada la semana pasada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

De este modo, la OCI “rechaza y condena en los más fuertes términos” lo que llama una “decisión unilateral” de reconocer Jerusalén como capital de Israel, al que se refiere como “fuerza de ocupación”. Los países musulmanes califican el anuncio de Washington de nulo y carente de legalidad y lo considera un ataque a los derechos del pueblo palestino y un “deliberado deterioro de todos los esfuerzos de paz”.