La situación del humo en la región se encuentra en el nivel 3, el más alto, con las nubes más densas en las áreas cercanas a los bosques y plantaciones que arden en Sumatra y Borneo, según la agencia meteorológica del Sudeste Asiático. Los fuegos se atribuyen mayoritariamente a acciones deliberadas en las plantaciones de aceite de palma, caña de azúcar y madereras, entre otras.