Los familiares de los asesinados Diana Quer, Mariluz Cortés, Sandra Palo, Marta del Castillo y Yéremi Vargas, han presenciado desde la tribuna del Congreso de los Diputados un tenso y agrio debate que ha acabado con el rechazo a las dos enmiendas de PP y Ciudadanos, por lo que la iniciativa del PNV que pide derogar la prisión permanente continúa con el trámite parlamentario.

Después del debate, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tenido un breve encuentro con ellos en el que, según han señalado a Efe fuentes de Moncloa, les ha prometido que el PP intentará convencer “con diálogo y argumentos” que la prisión permanente revisable es necesaria.

Las críticas más duras de los familiares, agrupados en una plataforma que en dos mes y medio lleva recogidas casi tres millones de firmas de apoyo a esta medida, han sido para el diputado socialista Juan Carlos Campo que durante su intervención ha leído unas palabras de Patricia Ramírez, madre del niño Gabriel Cruz, en las que pedía que no se extendiera la rabia. “Sin prisión permanente revisable vencimos a ETA, con prisión permanente revisable hemos tenido la muerte de Gabriel”, ha dicho también Campo para justificar el rechazo de los socialistas a las enmiendas, algo que no entienden los familiares que pedían al PSOE “que se abstuviera en la votación” y “no derogaran en caliente”.

Juan Carlos Quer ha vaticinado que la postura de los socialistas en defensa de la derogación de la prisión permanente tendrá repercusiones en sus bases que “no reaccionarán como crean conveniente”, mientras que ellos seguirán defendiendo un “debate sereno y con responsabilidad” para dar una solución que “ampare a nuestros menores y jóvenes”. Más allá ha ido en sus críticas al PSOE Blanca Estrella, que, tras declararse socialista de corazón y por familia, ha dicho que ha sentido “vergüenza” del diputado. “Ha insultado a las víctimas al decir que el PP nos manipula; no es mi representante y no lo perdono”, ha enfatizado.

En este sentido, Quer ha querido dejar claro que el movimiento contra la derogación de la prisión permanente no tiene ni tendrá afiliación política ninguna, ya que “su única ideología es la del mensaje de sus hijos para contribuir a una sociedad más justa”.