Los diputados británicos adoptaron este miércoles (04.09.2019) una ley que obliga al Gobierno a pedir un nuevo aplazamiento del “brexit”, actualmente previsto para el 31 de octubre, si no se alcanza un acuerdo con Bruselas en las próximas semanas. El texto, que debe aún ser ratificado por la cámara alta del Parlamento, recibió 327 votos a favor y 299 en contra, infligiendo un nuevo revés al primer ministro Boris Johnson, opuesto a toda nueva prórroga.

Tras el segundo apoyo de la Cámara a la ley que ataja un Brexit duro, Boris Johnson ha propuesto ante el Parlamento celebrar unas elecciones generales anticipadas el próximo 15 de octubre. Una votación que se ha saldado con un resultado de 298 votos a favor y 56 en contra, muy lejos de los 434 (dos tercios de los diputados) que necesitaba el premier británico para sacar adelante los nuevos comicios.