Los bomberos que desde hace más de una semana luchan contra las llamas en el gigantesco incendio que arde en el norte de California, que ya se ha cobrado la vida de por lo menos 79 personas, esperan tener el fuego completamente controlado a finales de este mes, según han informado este lunes.