La Junta General Ordinaria de Accionistas de Unicaja Banco ha aprobado este jueves la gestión del Consejo y las cuentas anuales de 2018, del primer ejercicio completo como entidad cotizada, así como el aumento en el reparto de dividendo.

La entidad ha obtenido el apoyo mayoritario de los accionistas, que han refrendado la gestión en un ejercicio marcado por la culminación de la integración de EspañaDuero y por los avances en el cumplimiento del Plan de Negocio 2017-2020, en transformación digital y dinamización comercial, entre otros aspectos, adelantando a 2018 algunos de los objetivos establecidos para el período.

Así, la calidad de balance y los niveles de solvencia de la entidad permiten anticipar dos años, ya para el ejercicio 2018, el porcentaje de beneficio neto destinado al pago de dividendos previsto en la salida a bolsa (40% para 2020). Esto supone un dividendo de 3,8 céntimos por acción, frente a 2,1 céntimos abonados con cargo al resultado del ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 76%.

Asimismo, los accionistas de Unicaja Banco han aprobado la propuesta de adaptación del número de miembros del Consejo de Administración, que pasa a estar constituido por 12 consejeros. La Junta de Accionistas ha contado con la asistencia, presente o representada del 83,47% del capital de la entidad.

Durante su intervención, el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha destacado que “2018 ha sido el primer ejercicio completo que hemos vivido como entidad cotizada”. Un año en el que, como ha subrayado, “los análisis y pruebas de resistencia evidencian la solidez de Unicaja Banco y su posicionamiento para afrontar escenarios y retos futuros”. Asimismo, ha resaltado el “intenso trabajo que realiza nuestra entidad, que le permite estar preparada y adaptarse a las nuevas exigencias regulatorias” que puedan afectar al sector.

Azuaga también ha hecho referencia en la Junta de Accionistas a los contactos que Unicaja Banco mantiene con Liberbank, como se comunicó en hecho relevante el 12 de diciembre pasado, y ha señalado que continúan avanzando en los distintos aspectos que son habituales en este tipo de procesos. El Presidente ha recordado que, como se señaló en el referido hecho relevante, estos contactos tienen lugar en el marco del análisis de potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos los accionistas de la entidad.

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, Enrique Sánchez del Villar, ha  incidido especialmente en el impulso del Plan de Dinamización Comercial para el desarrollo de una oferta adecuada a las necesidades del cliente y la potenciación de los canales online dentro del Plan de Transformación Digital en el que está inmersa la entidad. Asimismo, ha repasado los principales aspectos de la evolución financiera de la entidad en 2018, como el crecimiento del 21% de las nuevas operaciones de crédito concedidas a pymes y particulares o el refuerzo en solvencia en 0,6 p.p., con una ratio CET1 regulatoria del 15,7%.

Fortaleza financiera en las cuentas de 2018

Con relación a las cuentas anuales (individuales y consolidadas) correspondientes al ejercicio 2018, que han sido aprobadas por la Junta General de Accionistas, destacan la mejora de los niveles de solvencia del Grupo Unicaja Banco; la disminución de los activos no productivos, a la vez que se mantienen los altos niveles de cobertura; el incremento de las nuevas operaciones de financiación crediticia a pymes y particulares, y los altos y holgados niveles de liquidez.

En este sentido, en 2018 el Grupo Unicaja Banco obtuvo un beneficio neto de 153 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,2% respecto al ejercicio 2017. Dicha mejora está fundamentada en el aumento del margen de intereses del 3,1%, en la disminución de los gastos de explotación del 2,2%, así como en una importante reducción de las necesidades de saneamientos.

Respecto a la persistente y acelerada reducción de los activos no productivos, destaca la reducción en 995 millones de euros (un 22%). Igualmente, los niveles de cobertura de estos activos se mantienen entre los más altos del sector, con una tasa del 57,3% a cierre de diciembre de 2018.

En términos de solvencia, a dicha fecha, el Grupo Unicaja Banco presentaba una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET 1) del 15,4%, y de capital total del 15,7%, entre las más elevadas del sector. En términos de fully loaded, Unicaja Banco contaba con una ratio CET1 del 13,5% y de capital total del 13,7%.