Los cuerpos sin vida de los cuatro policías secuestrados por un comando armado en el centro de México fueron localizados este viernes (13.12.2019) envueltos en bolsas de plástico sobre la carretera Panamericana a la altura del municipio de Villagrán, en el estado de Guanajuato.