Una profunda borrasca bajo el nombre de ‘Bruno’ se ha aproximado desde el Atlántico hasta el oeste de Europa, con un previsible temporal de viento desde hoy, martes, en amplias zonas de la Península y Baleares, y de mar en muchas costas, con abundantes precipitaciones en áreas de Galicia y Cantábrico, y nevadas.

La nieve será significativa sobre todo en zonas montañosas del norte y noroeste peninsulares, advirtió en un comunicado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las temperaturas diurnas bajarán de forma generalizada; la cota de nieve podría descender el miércoles hasta 700/1000 metros en el norte, hasta 1.000/1.200 metros en la zona centro y hasta 1.200/1.500 en las montañas del sureste.

Son probables acumulaciones de nieve de 20-30 centímetros en Pirineos y Cordillera Cantábrica, y de 5-10 centímetros en los sistemas Central e Ibérico.