Hechas con botellas de plástico del océano, tendrán un precio de 16,99 euros

Lidl presenta sus primeras zapatillas deportivas realizadas a base de botellas de plástico (rPET) utilizadas y recolectadas en playas y zonas costeras del océano asiático. Esta nueva colección de zapatillas de la marca deportiva Crivit, marca propia de Lidl, contienen un 25% de Ocean Bound Plastic, el término utilizado para el plástico que se encuentra en el medioambiente, más específicamente en playas y/o zonas costeras. El proceso de producción de las Ocean Bound permite eliminar y prevenir que el plástico llegue al océano. Las botellas de plástico recolectadas son prensadas, limpiadas y recicladas. Dependiendo del modelo de la zapatilla, se necesita una media de 11 a 16 botellas recicladas por cada deportiva.

Lidl sigue en su apuesta por soluciones innovadoras y sostenibles en el campo de la moda y en sus propuestas de su línea deportiva, Crivit. Por ello, la compañía presenta las primeras deportivas con material reciclado que se adaptan al pie de forma óptima y proporcionan una agradable sensación de comodidad. Las Ocean Bound están realizadas con phylon, tpr y material exterior de punto transpirable, además de contar con un forro de tela para ofrecer una gran comodidad al pie. El proceso de producción cuenta con el sello PFI avalando que no solo se han tomado las medidas de seguridad estándar, sino que el proceso de producción está orientado a reducir contaminantes para el medioambiente.

La nueva colección de sneakers sostenibles Ocean Bound ya está disponible en la tienda online de Lidl (lidlonline.es) y llegará a sus más de 600 tiendas este jueves 17 de septiembre. Las deportivas se presentan en dos modelos para mujer y dos para hombre en color gris y rosa y negro y gris respectivamente. El objetivo de Lidl con este lanzamiento es acercar una propuesta de moda sostenible con precios asequibles. Las Ocean Bound se comercializan a 16,99 euros.

El nuevo lanzamiento de Lidl, Ocean Bound, parte de su iniciativa global REset Plastic

Lidl continúa avanzando en su objetivo de ser el supermercado más sostenible de España, por ello la hoja de ruta que está siguiendo la compañía a nivel internacional para reducir el uso del plástico en sus supermercados forma parte de ‘REset Plastic’, una estrategia global del grupo Lidl para la gestión sostenible del plástico y su progresiva eliminación allí donde no aporta valor. Dicha estrategia gira en torno a cinco pilares relacionados con el plástico:

  • Reducir (REduce) el uso del plástico donde sea posible y no aporte valor
  • Diseñar (REdesign) los envases para que sean reciclables
  • Reciclar (REcycle): recolectar, clasificar y reciclar el plástico
  • Eliminar (REmove): contribuir a la eliminación de residuos plásticos en el medio ambiente
  • Innovar (REsearch): invertir en investigación y desarrollo de soluciones innovadoras

Como parte de su estrategia REset Plastic, Lidl tiene el objetivo de realizar el 100% de los envases de su marca propia reciclables para el 2025 y reducir el uso del plástico en un 20%. Esta estrategia también pretende incluir en los procesos de producción plástico reciclado. Las Ocean Bound responden a ese objetivo y al de evitar que los desechos de plásticos lleguen al medio ambiente. Con este nuevo calzado deportivo, Lidl logra usar desechos de plástico, en concreto botellas PET usadas, en sneakers de alta calidad.

Las zapatillas Ocean Bound forman parte de los lanzamientos de moda sostenible de la compañía. Hace unos meses, la compañía ya presentó su línea de lencería sostenible SeaCell™, fibra natural que contiene algas marinas del océano Atlántico. Esta lencería ofrece y proporciona numerosos beneficios regeneradores para el cuerpo de la mujer y está realizada mediante métodos de producción altamente sostenibles y respetuosos con el medioambiente.