La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) dio la bienvenida al anuncio de que Libia cerrará tres de sus centros de detención de migrantes.

“Lo que estamos pidiendo ahora es una liberación ordenada de todos los refugiados en centros de detención a entornos urbanos. Estamos listos para brindar asistencia a estas personas a través de nuestros programas que incluyen asistencia financiera,  médica y psicosocial”, aseguró al portavoz de la agencia, Andrej Mahecic

Según ACNUR, hay 19 centros oficiales de detención bajo el control de las autoridades libias, que retienen arbitrariamente a un total de unos 5000 refugiados y migrantes.

Entre los que cerrarán está el de Tajoura, en el noroeste de Libia, que fue atacado por misiles el 2 de julio de este año, dejando cerca de 50 personas muertas y más de 130 heridos graves. También cerrarán los centros de Misrata y Khoms.