El Ministerio de Agricultura de Liberia, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) lanzaron una misión conjunta para evaluar en el terreno la situación alimentaria en los 15 condados de ese país africano, uno de los más afectados por la epidemia del ébola.

Los datos aportados por la misión permitirán una apreciación de las necesidades más urgentes de la población con el fin de diseñar acciones inmediatas para satisfacerlas.

Por otro lado, el ministro de agricultura de Sierra Leona, Joseph Sam Sesay, solicitó en Roma al director general de la FAO, José Graziano da Silva, apoyo para un programa de emergencia de recuperación de la agricultura, el sector más afectado por el brote de ébola.

Sesay precisó que muchas granjas, en las que el trabajo es colectivo, han tenido que cerrar y han sido abandonadas ante el riesgo de contagio que supone trabajar en grupo, que se transmite de persona a persona.