Un total de 344 estudiantes secuestrados el pasado día 11 de diciembre, tras un ataque a una escuela en el noroeste de Nigeria, fueron puestos en libertad este jueves, han informado las autoridades.

El grupo yihadista Boko Haram se atribuyó el secuestro de los alumnos tras el ataque perpetrado contra la Escuela de Secundaria de Ciencias del Gobierno, un colegio masculino situado en la ciudad de Kankara, en el estado de Katsina.

En declaraciones a los medios locales, el gobernador de Katsina, Aminu Masari, ha señalado que los niños se encontraban en un bosque en Tsafe, en el vecino estado de Zamfara, desde que fueron secuestrados por hombres armados.

Los alumnos se encuentran de camino a Katsina, adonde deberían llegar este viernes, y se espera que se reúnan con sus familias tras un chequeo médico.