Condenado en primera instancia a 3,5 años de cárcel bajo la acusación de haber participado en una manifestación no autorizada en Moscú, fue excarcelado en espera de apelación.