Después de pasar más de 130 días en prisión, el primer vicepresidente del Parlamento venezolano, Edgar Zambrano, ha sido liberado, aunque seguirá sometido a medidas cautelares.

La salida de prisión de Zambrano se ha producido en marco del acuerdo de diálogo que el Gobierno de Nicolás Maduro ha firmado con varios partidos minoritarios de la oposición.

La Comisión para la Verdad, la Justicia y la Paz creada por la Asamblea Nacional Constituyente, la cual opera paralelamente al Parlamento y está compuesta solo por chavistas, indicó que había iniciado “un proceso de revisión de cada una de las causas que cursa ante la institución” y que involucra a los que la oposición y las ONG defensoras de derechos humanos consideran “presos políticos”.

Para el líder opositor y presidente del Parlamento, Juan Guaidó, esta liberación no ha sido una “gentileza” de la dictadura sino una victoria de la presión ciudadana e internacional: “Jamás debieron estar entre rejas”, aseguró en un tuit.