Las víctimas mortales por la explosión se han elevado a 180 y hay 6.000 heridos

Las autoridades libanesas han comunicado este lunes la extensión por un mes del estado de emergencia en la capital, Beirut, donde fue declarado pocos días tras la explosión del 4 de agosto que arrasó buena parte de la ciudad, ha informado la oficina del primer ministro en funciones, Hasan Diab.

El Parlamento libanés aprobó el pasado día 13 el estado de emergencia en Beirut, que el Gobierno declaró tras la catástrofe provocada por el estallido de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas sin custodiar en el puerto de la ciudad mediterránea.

El Líbano se encuentra también en estado de emergencia desde el pasado 15 de marzo por la pandemia de COVID-19. El país trata de frenar la expansión de la pandemia, que ha repuntado tras la explosión. El Ministerio de Salud ha notificado este lunes 456 nuevos casos de contagio en las últimas 24 horas, el mayor número de infecciones en un día desde el pasado 21 de febrero. En total, el Líbano suma 9.337 casos de coronavirus y 105 muertos por la enfermedad.