La compañía aérea más grande de América Latina, se acogió a la ley de quiebra en Estados Unidos, debido a la drástica caída de la actividad causada por la pandemia del nuevo coronavirus.