El motivo del descenso se debe a la caída de la cotización del barril de petróleo Brent, que ha sido de un 8,9 %.