El presidente del Consejo Legislativo de Hong Kong, Andrew Leung, decidió este miércoles posponer “hasta una hora posterior a determinar” la reunión de este órgano en la que se va a llevar a cabo la segunda lectura de la polémica ley de extradición, que se ha topado con oposición masiva en las calles.

Los alrededores de la sede del Consejo Legislativo están hoy blindadas de policía, frente a los que se han concentrado miles de manifestantes.

Según la prensa de Hong Kong, en una de las calles la policía desplegó una bandera que rezaba “dispersáos o disparamos”, `lo que ha aumentado aún más la tensión.

El polémico proyecto de ley pretende autorizar las extradiciones desde el antiguo territorio británico a China continental. Empresarios, periodistas y buena parte de la población se han puesto en pie de guerra porque temen que la medida acabe sirviendo para que los activistas locales y los disidentes sean enviados a China para ser juzgados.

(DW, Euronews)